BIENVENIDO AL MUNDO DE LOS SUEёOS, DE LAS HISTORIAS QUE NACEN DE LA VIDA COTIDIANA, LA SOLEDAD Y LA FANTASÍA

21 enero, 2006

AL CALOR DEL TROTE

Casi todos los sábados, con la excepción de los días de lluvia, disfruto trotando, en un pequeño parque cercano a mi casa. En estos días de verano, prefiero ir temprano, antes de que el calor se haga sentir.

Habitualmente doy seis vueltas, que según he calculado, corresponde a treinta minutos. Este sábado trotaba la primera vuelta y al pasar por un recodo, como provenientes de un encuentro social de la noche de viernes, divisé una pareja de jóvenes en un asiento, uno al lado del otro, separados por unos veinte centímetros. Él le tenía la mano sujeta, mientras ella escuchaba atentamente lo que él decía.

Al pasar frente a ellos en la segunda vuelta, ella estaba sentada de lado y tenía sus piernas sobre las de él, en una conversación bastante más íntima que en la vuelta anterior.
En mi tercera vuelta, ella estaba sentada sobre los muslos del joven, mientras se besaban tímida aunque apasionadamente.

Al pasar nuevamente por allí, a la distancia pude ver que habían cambiado de lugar, se habían recostado en un prado ubicado a un borde de mi habitual ruta, ella estaba de espaldas, con las rodillas flexionadas, dejando ver sus hermosos muslos, una porción de sus bragas, sin mayor preocupación (ese parque es muy poco concurrido a esa hora de la mañana). Él la besaba apasionadamente, mientras sus manos se perdían en alguna zona del cuerpo de la muchacha.

En la quinta vuelta, la joven estaba de espaldas, con los muslos separados, mientras él yacía encima de ella, entre sus muslos (me refiero a la posición más básica adoptada por los seres humanos para hacer el amor), mientras se besaban apasionadamente.

Aunque me faltaba una vuelta para terminar mi habitual trote, preferí dejarlo hasta ahí, volver a mi casa, beber un refresco y tomar un baño, porque a esa hora ya había aumentado demasiado el calor.

1 Comments:

Blogger Angélica said...

Si te das cuenta como transcurre el tiempo, como es su paso y como todo esta en movimiento... solo tenemos la opcion de no continuar, de cambiar de ruta. Gracias y me gustan mucho tus cuentos.

mar. ene. 24, 06:23:00 p. m. 2006  

Publicar un comentario

<< Home