BIENVENIDO AL MUNDO DE LOS SUEёOS, DE LAS HISTORIAS QUE NACEN DE LA VIDA COTIDIANA, LA SOLEDAD Y LA FANTASÍA

03 enero, 2006

INCOMUNICACIÓN VIRTUAL

Primero mandé los tanques, carros de asalto e infantería. Luego envié los aviones bombarderos y para asegurarme, lancé un proyectil atómico y uno de última generación con armas químicas. Cuando me disponía al ataque final, me habló mi esposa, conectada al Messenger desde su dormitorio.
Habitualmente uso el PC de la sala y ella el de su dormitorio. Yo prefiero los juegos de guerra y ella los de magos, príncipes y guerreras; en ocasiones opta por ingresar a Casinos virtuales a apostar en la ruleta.
No es raro, ella se crío en una ciudad balneario, cuya principal atracción es el Casino. En cambio yo, desde niño quise ser militar, siempre me gustó la guerra. Aunque en la juventud estuve en una escuela militar, por diversas razones no seguí la carrera. Por eso mi pasión es completar misiones en juegos, cuyos nombres empiecen o terminen con la palabra WAR.
Como iba diciendo, me encontraba dispuesto a destruir al enemigo, cuando me habló mi esposa: ¿Te vienes a acostar luego?
-Termino este ataque y voy- Respondí
-No, ven ahora, por favor.-

Me siento muy mal, me siento triste y tonta. Metí la pata hasta el fondo. Perder cinco mil dólares en un casino virtual es una estupidez, me pasa por tonta. Ojalá venga a acostarse pronto y me abrace. No, no se lo diré, no esta noche. Sólo quiero que me abrace y sentirme segura. Sólo necesito dormirme abrazada, mañana veré como pago la tarjeta de crédito, me consigo el dinero, lo pago de a poco, mañana lo arreglo.

Que bueno que viniste a acostarte, ya es tarde. Si amor, son más de las doce.

Debí atacar antes de venirme a acostar. Con ese par de proyectiles los debilito y luego los liquido. No fabriqué un radar, espero no me ataquen ellos mientras estoy sin defensa. Quizás no debí construir tantos tanques, debí ocupar esos recursos en fabricar un radar.

¡Amorcito, abrázame!
Si mi amor.
Espero que no quiera hacer el amor ahora; pensar que tenía todo listo para atacar. A veces pienso que debería establecer contactos con mis antiguos compañeros de escuela, algunos tienen grado de coronel. Conseguir hombres y llevarlos contratados como mercenarios a Irak. Hasta yo iría, estoy seguro que volvería con ellos vivos y con un montón de dinero, sería emocionante.


Se quedó dormida, acabo de levantarme a terminar el juego. Tuve que encender el computador otra vez. Cómo se llama la última grabación… ah, “final” se llama. Acá estoy, bien, bien, listo para atacar. Allá van mis tanques, están por caerles las bombas…
¿Qué? Que estoy bajo ataque, debo volver a mi base, lo más rápido que pueda…
Ah, que diablos, tres bombas atómicas en mi base, ¡puta! Me hicieron parir...
Si busco una grabación anterior quizás logre revertir la situación. Ésta puede ser, no hago los tanques y fabrico el radar y artillería antiaérea.
Ya son la cinco de la mañana, me voy a acostar, mañana sigo. Debería ir a Irak.

Hoy me desperté tarde, mi esposa había salido. Entré nuevamente al juego, rehice mi estrategia tres veces, aún así me destruyeron. Debo ir al negocio, espero que el administrador haya hecho el depósito en el banco.

Después de una semana intentándolo, he logrado terminar la etapa, la clave estaba en contratar un personaje pelirrojo que se escabulle en las filas enemigas y pone bombas en lugares estratégicos, repitiendo "piece of cake".


Hoy me llegó un aviso del banco, que en principio me produjo rabia, que fue pasando a sorpresa, para terminar en pena; mi esposa tiene una deuda de cinco mil dólares, de juego, con su tarjeta de crédito, en un casino virtual.
La verdad no la entiendo, por qué hace esas tonterías, qué le cuesta jugar simulando, sólo por entretenerse, como lo hago yo.

2 Comments:

Blogger Xime said...

Aplausos. De los cuentos que te he leído, este es el que más me gusta. Harto lenguaje propio. Pido más ejercicios literarios.

Un abrazo.

mié. ene. 11, 02:26:00 p. m. 2006  
Blogger Umma1 said...

Genial, sencillamente GENIAL

vie. ene. 13, 08:51:00 a. m. 2006  

Publicar un comentario

<< Home