BIENVENIDO AL MUNDO DE LOS SUEёOS, DE LAS HISTORIAS QUE NACEN DE LA VIDA COTIDIANA, LA SOLEDAD Y LA FANTASÍA

27 marzo, 2006

A PUNTO DE NACER

Cuando estaba a punto de nacer sintió miedo, habían aumentado considerablemente los ruidos externos, y las voces dejaban entender estrés ambiental. La voz conocida casi no se escuchaba, sólo para manifestar dolor.
Quiso rechazar la posibilidad, aunque pronto comprendió que era imposible. De súbito vio la luz, y recordó una luz mayor, una luminosidad suprema que lo albergó una vez. Esa luminosidad superior se había manifestado como idea comprensible, que daba la posibilidad de quedarse o partir. Evocó el momento en que decidió partir, le costaba identificar el motivo de su opción, sólo tenía claro que había podido elegir a sus futuros padres, dentro de una pequeña gama de posibilidades. Su futuro padre era un militar, con estructuras mentales muy estrictas, partícipe de una dictadura genocida, que por la mañana, en casa, era un hombre dulce, más tarde un hombre violento e inclemente, y por la noche un alcohólico abusador y escandaloso.
Su madre, una mujer dulce, sencilla, y lamentablemente subyugada. Tenía aún conciencia de su elección, y de su decisión de volver a encarnar. El panorama que le esperaba no era fácil, y cada experiencia era lo justo que necesitaba para… ¿para qué? ¿Cuáles habían sido los motivos?
Definitivamente estaba perdiendo la memoria, estaba olvidando a que vino, cada instante que pasaba, las voces aumentaban y la memoria se perdía.
-Ya viene- dijo un hombre.
-Deja de pujar- dijo una voz de mujer.
La voz conocida emitió un grito de dolor.
De pronto recordó, Clara, mi dulce Clara.

Ismael soltó el bote y se internó mar adentro, a pesar de la tormenta. Clara quedó en el hogar con el alma en un hilo, presintiendo la tragedia.
Ismael no fue el único pescador que murió ahogado en esa jornada.
Cuando Clara supo de su muerte, se vio superada por la pena y sin articular palabra, caminó directo hacia el mar, se internó y desapareció para siempre.

Cuando se hizo la luz, sintió que el aire le llenaba los pulmones, un pequeño golpe lo hizo llorar.

La felicito señora, es un varón.

1 Comments:

Blogger nika said...

no pensaba dejar comentario, pero debo decírtelo: este texto es, para mí, una de las cosas más hermosas que has escrito.

mar. mar. 28, 12:29:00 p. m. 2006  

Publicar un comentario

<< Home